Desde el Municipio de Tipitapa Víctor Antonio Vivas de trece años de edad acude con su abuelita María Sandoval a la clínica de Operación Sonrisa para su debida consulta con el odontólogo.

Víctor nació con fisura labial y paladar hendido, su primera operación de fisura labial la obtuvo a los seis meses de nacido gracias a una brigada médica de Operación Sonrisa que atendía en el Hospital la Mascota, la segunda intervención fue de injerto de encías en noviembre del año pasado.

La infancia de éste pequeño está marcada por el divorcio de sus padres, esta situación ocasiono que Víctor creciera lejos de ellos, teniendo como única figura maternal y paternal a su abuela María Sandoval.

Esta señora de 60 años se ha encargado de cuidar y brindarle lo necesario a Víctor. Desde los dos años de nacido lo acogió en su hogar y le brindo el cariño de madre que tanto necesitaba, “Su mamá nunca aceptó que el niño haya nacido con fisura labial y paladar hendido, yo observaba que le hacía desprecio y eso a mí me partía el alma, por eso la que lo ha criado soy yo”, comentó doña María.

Víctor aún continúa viviendo con su abuelita María, ella es la encargada de brindarle lo necesario “En pobreza le he ofrecido lo que he podido, a veces no tengo dinero, pero ahí me la rebusco, gracias a Dios la comida nunca me falta” explicó doña María.

Hoy en día Víctor es un niño seguro de sí mismo, excelente alumno y buen hijo, disfruta ver televisión y le apasiona jugar fútbol con sus amigos, cuando sea grande le gustaría ser un gran jugador y recompensarle a su abuela lo que ha hecho por él.

“Le doy infinitas gracias a este Centro de Operación Sonrisa por ofrecerle una buena atención a mi nieto, no encuentro las palabras exactas para describir lo mucho que esta organización me ha ayudado y espero en Dios que sigan con su excelente labor de ayudar a miles de niños y niñas con fisura labial y paladar hendido”, expresó doña María.

“Cada niño que padece una deformidad facial es nuestra responsabilidad. Si nosotros no cuidamos de ellos, no existe garantía de que alguien más lo hará.”

- Kathy Magee, Co-fundadora y Presidente de Operation Smile