Acompañado de su Mamá Olga Jirón, asiste a las consultas en la clínica de Operación Sonrisa Ezequiel Granera Jirón de 10 años  quien nació con fisura labial y paladar hendido.

Con apenas un año de edad obtuvo su primera operación de Fisura labial, gracias a una brigada médica de Operación Sonrisa que se realizó en el Hospital la Mascota. Su segunda operación fue en una brigada que tuvo lugar en el departamento de Chinandega.

Para Ezequiel el residir en Managua le facilita acudir a las consultas, la primera vez que visitó el Centro Operación Sonrisa fue cuando tenía ocho años. Desde entonces recibe su tratamiento integral y cuido especializado.

Su papá trabaja en un auto lavado y su madre es ama de casa, por eso Ezequiel ayuda en los quehaceres del hogar y hace los mandados. Este niño nunca ha descuidado sus estudios pues se destaca por ser el mejor alumno del cuarto grado del colegio Salvador Mendieta de Managua.

No todo ha sido fácil en la vida de Ezequiel, cuando empezó a estudiar fue víctima de constantes burlas por parte de sus compañeros, “Llegaba llorando a la casa porque en el colegio remedaban su hablado, lo miraba tan deprimido que llego al punto de no querer asistir más a clases, pero cuando empezó a venir a Operación Sonrisa nos brindaron terapias psicológicas que lo han ayudado mucho” expresó doña Olga.

Hoy en día el pequeño Ezequiel es un niño extrovertido, alegre y dinámico, disfruta sonreír y jugar fútbol con sus amigos. Su mamá Olga Jirón agradece el apoyo que  ha recibido en la Clínica.

“Gracias a Operación Sonrisa hoy veo a mi hijo más feliz que nunca, me siento satisfecha con el trabajo que este centro realiza de ayudar a muchos jóvenes con fisura labial y paladar hendido brindando un cuido integral y un tratamiento especializado”. Finalizó doña Olga.

“Cada niño que padece una deformidad facial es nuestra responsabilidad. Si nosotros no cuidamos de ellos, no existe garantía de que alguien más lo hará.”

- Kathy Magee, Co-fundadora y Presidente de Operation Smile