Su carita angelical, rubio y rizado cabello, unos encantadores ojos color miel y muy vivaracha, así es Andrea de los Ángeles Urbina de tres años de edad, esta pequeña niña posee una sonrisa capaz de conquistar cualquier mirada, es impresionante el  carisma que desborda cuando llega a su consulta en el centro de Operación Sonrisa.

Andreita nació con fisura labial y paladar hendido, su Mamá María de los Ángeles González a través de un ultrasonido conoció la condición en que nacería su pequeña, por lo que buscó información que le ayudara a ofrecer un mejor cuido la bebé. Fue así que al nacer no tuvo ninguna crisis o complicación “Solo había que tener un poco de paciencia cuando se alimenta al bebé, por su condición es difícil alimentarlo” expresó doña María.

Doña María es la encargada de cuidar a la pequeña Andrea durante día, pues su esposo es el único que trabaja, con el dinero que gana como conductor cubre con los gastos del hogar. Pero después de terminar su jornada laboral disfruta pasar tiempo con su pequeña hija.

Hasta el momento se le han practicado dos operaciones exitosamente, fisura labial y paladar hendido. Sus padres están contentos con el cambio que las operaciones han logrado en Andrea pues hoy en día sonríe sin temor.

Andrea de los Ángeles disfruta jugar y colorear, actualmente cursa  el primer nivel de preescolar, también es una de las mejores alumnas por ser participativa, dinámica y entregar sus tareas en tiempo y forma.

“Considero que la atención que reciben los pacientes de la clínica operación Sonrisa es de gran importancia, a los niños los atienden médicos especialistas desde dentistas hasta cirujanos, brindando un cuido especializado y tratamiento integral”, Finalizó María.

“Cada niño que padece una deformidad facial es nuestra responsabilidad. Si nosotros no cuidamos de ellos, no existe garantía de que alguien más lo hará.”

- Kathy Magee, Co-fundadora y Presidente de Operation Smile